“Quien monta en bici es mi amigo” Gary Fisher

Senator 2020. Ya tenemos fecha para la SENATOR 2020. Será el 09/02/2020.

 

I Chuletón bike race

Ruta Sena (Centro BTT Sierra Alcubierre)

se ha creado un Centro Btt en la Sierra de Albubierre donde varios pueblos han hecho el marcaje de distintas rutas para los amantes de la btt dónde podrás descubrir parajes impresionantes que albergan en nuestra sierra... En la sección del menú de la Izquireda "Rutas Sena Centro BTT Sierra Alcubierre" puedes descargar nuestras rutas y consultar las demás...

Se tiene previsto para los días 7 y 8 de Septiembre realizar para todos los públicos las rutas que se hacen desde Sena.

Fanegas 2019

Como todos los años o al menos los dos últimos cuando llega el verano y la cigarra canta, un aire a huevos fritos, longaniza y embutidos varios embriaga a los miembros del Club Ciclista Sena. Si amigos se trata de la ¡¡¡¡FANEGAAAASSSS¡¡¡¡ tan solo su nombre hace estremecer a los mejores ciclistas y zampabollos de la comarca y solo unos pocos, aquellos dotados con un prodigioso estómago y las piernas de acero son seleccionados. O sea, la puta elite. 

La prueba es de sobra conocida como antesala del Tour de Francia, pero por si hay algún despistado por aquí la explicaré brevemente: Son 104 km de BTT con paradas obligatorias y cuyo único fin son hartarte de comer y beber hasta reventar en una especie de holocausto gastronómico, así pues, se almuerza en Castejón de Monegros, unas cervezas en La Almolda, Comer en el buffet de Bujaraloz, merendar en Ontiñena y cenar en Sena. 

Este año estuvimos los habituales con alguna incorporación, una estrella internacional invitada desde Colombia y la ausencia de Tony las vegas de Escatrón (si queréis saber quién es mirar la crónica del año pasado que para eso está jetas…). Paso a continuación a nombrarlos: Juan el presi, Pelli (El escribano de este maravilloso texto obra cumbre de la literatura universal y de una belleza sin par), Daniel Ardanuy como le funciona la hormigonera al tío, Judit y su copiloto Silvia nuestros ángeles particulares custodias del santo grial o de la cerveza vamos, Alberto Tullio o Mr. Strava, Jesús este año te has librado de una dolorosa castración a la luz de la luna porque has venido con el preceptivo uniforme jejeje, Armando nuestro gentleman, Rubén el novato en estas lides, Ricardo (ni Nike, Adidas o Reebok, Sandalias Ricardo patrocina este espacio. Aptas para los calcetines más exigentes), Mari Carmen y sus muñecos quiero decir y sus sofocos, Fernando nuestro narco particular pariente del chapo Guzman luego entenderéis por qué y, por último, pero no por ello menos importantes Pablo y Alejandro los nenes. 

Quedamos a las 08:00 h. en la plaza del ayuntamiento y como en toda buena salida del Club Ciclista Sena alguien tenía que faltar a la cita, en este caso Miguel Buil, llamada telefónica, WhatsApp y que si quieres arroz Catalina. Todavía a día de hoy te seguimos buscando con la ayuda de Paco Lobatón . ¡¡¡Migueeeellll¡¡¡ si te han secuestrado una banda de búlgaros para sacarte los órganos o te has decidido meter a hare krishna en mitad del desierto por favor manifiéstate para tranquilizarnos. Más que nada por la cuota de socio jejeje. 

Salimos con la fresca de la mañana, pero tal y como había anunciado la predicción meteorológica una calorina de órdago se cierne sobre nuestros apolíneos cuerpos dignos de una escultura griega. Con las primeras rampas de la sierra de Jubierre empezamos a sudar a chorro como los sobaquillos de Camacho en el mundial de Corea, se acabaron las charlas animadas y cual porno del plus empiezan los primeros jadeos y conversaciones entrecortadas, sin embargo, finalmente alzándonos como colosos desnutridos conseguimos ascender la principal cota del día. Todo parecía indicar que la Fanegas más dura y mítica de la historia estaba por venir. ¡¡¡ESPARHHHHAAAAARRRTAAANOOSSSSS¡¡¡ .

Nos dirigimos camino de nuestra primera parada en Castejón de Monegros para almorzar y los rugidos del estómago de algunos hacen que los conejos salgan asustados por lo que creen que es un gran felino africano. Tengo constancia que alguno llevaba tres días sin comer con principios de anemia, descalcificación de huesos y falta de vitamina a,b y d jajaja ¡¡¡ Vaya jetas¡¡¡, ¡¡¡Ayyyybuaaa la hartalla¡¡¡ 

Llegamos a la Chipranera y nos reciben con toda amabilidad dirigiéndonos a una sala VIP con aire acondicionado donde refrescamos nuestro acalorado organismo, nos sentamos y a los pocos minutos aparece la camarera con los platos. Se trata de dos huevos fritos con patatas, chorizo, longaniza y panceta abundantes, riquísimo todo. 

Todo Iba con normalidad cuando Silvia se da cuenta de que en algunos platos no están poniendo panceta y cual al halcón de las praderas se lanza sobre su presa la joven camarera (Félix Rodríguez de la Fuente estaría orgulloso) diciéndole “yeeeeeeepaaaaa que falta la panceta”. A los pocos minutos aparecía con la tartera llena de panceta ante el entusiasmo general.  Nota del autor – Muy mal Armando que no se tomó la grasa de la panceta, así que estas nominado para la expulsión. Que poca vergüenza todas las vitaminas mal empleadas jajaja –. 

El almuerzo trascurría entre risas, chascarrillos, vínicos e historias varias que mi recuerdo ha diluido entre las cervecitas del día, pero si alcanzo a recordar que hubo un momento en que faltaba vino y pan por lo que Mari Carmen entró en trance con convulsiones, los ojos se le ponían en blanco y se oían cantos satánicos. Solo repetía una y otra vez “trae pan y vino para aquí para allí”, “trae pan y vino para aquí para allí” ante la cara de terror de la camarera jajaja. Recordad que este relato está un pelín exagerado para que gane en vistosidad. 

Una vez terminado el almuerzo nos disponíamos a coger las bicis cuando Fernando en adelante Colombia nos deleitó con uno de los momentos más excelsos de la Fanegas. Se arrea unos pastillones blancos como la nieve con su maillot de Colombia de manga larga a 40 grados y comenta qué es para no sé qué historias de los dientes... ¡¡¡Estas entre amigos coño¡¡¡, menudo viaje te metiste y como la gozaste jajaja. Es lo que necesitaba el Club un buen yonki. Ya nos pasaras material de las barranquillas que igual montamos un stand de la alegría para la Senator jajaja. 

Salimos dirección a La Almolda para tomar dos cervecillas tal y como establecen los estatutos de la prueba. Lo más destacable del camino fue el calor sofocante que hacía por lo que Mari Carmen cada vez llevaba menos ropa de hecho hubo un momento que pensaba que quería irse a los hipees al natural jajaja (Vas con Colombia y lo petas).

También algunos nos fijamos que el sillín de Alejandro no es que estuviera un poco levantado es que era un puto vibrador de palmo jajaja... Ostia Alejandro te ponen una bola roja en la boca, traje de cuero con tachuelas y apareces en una sauna pirata con esa bicicleta y eres el puto amo del corral jajaja. 

Ya en las cercanías de la Almolda como ya parece tradición unos subimos al repetidor (Con mis protestas habituales jajaja) y otros se dirigieron directos al Bar. De la ascensión solo es reseñable el sprint que se metieron Alberto y Jesús ¡¡¡ Ayyyy Dios que gozadores ¡¡¡ y que una vez arriba algunos comentaron que iban a bajar por una puta trialera que parecía la boca del infierno, aunque los demás pensamos que era coña y bajamos por el camino habitual. 

Ya en el bar nos reunimos todos a excepción de Juan, Colombia y Alberto T. por lo que el resto de la expedición empezó a llorar y la tristeza y desolación envolvió nuestro mundo ante la posibilidad de que alguno de ellos se hubiera caído cantera abajo por la trialera. Bueno para decir la verdad las cervezas no paraban de salir y se oían expresiones del tipo “Es que son retrasados...”, “A donde coño van...”, “Saca otra ronda...” jajaja. 

Tras unas cuantas cañas y risas salimos dirección al plato fuerte del día: El buffet del Español en Bujaraloz . Llegamos abrasados por las altas temperaturas y buscando una sombra como comadrejas tanto es así, que en alguna que encontramos por el camino parecía el metro de Tokio en hora punta, ya allí dejamos las bicis en un almacén del restaurante y nos dispusimos a tomar un vermú a base de cervecitas antes de entrar a comer. 

Una vez dentro ya nos sentamos a comer y como el año pasado aquello parecía la plaga de la langosta, los platos comenzaron a caer unos tras otros sin remisión, cada uno con su ritmo y estrategia, en busca de la hartalla perfecta para poder continuar el camino sin reventar. Este año creo que el premio misín se lo llevó Armando tomando el relevo de Jorge Suelves y el premio angrucias está entre Juan, Pelli y Alberto T que comían como gusanos de seda, lentos pero seguros jajaja... Al final del relato daré un ganador.

Después de comer nos dirigimos a las piscinas con el buche lleno y ganas de quitarnos todo el calor del cuerpo, y fue entonces en los vestuarios cuando casi muero intoxicado víctima de 2 o 3 desaprensivos que empezaron a cagar lo más grande de este mundo, un olor a animal muerto con maduración de 14 semanas se extendía por todo mientras otros nos poníamos el bañador al borde de la muerte.  Fuera de coñas creo que es la vez que más cerca he estado de llamar al 112 jajaja. 

Allí en la piscina nos bañamos y echamos alguna cabezada. La verdad que fue una gozada y además como Dios es del Club Ciclista Sena nos obsequió con unas nubes que hicieron que el infierno de 40 grados que se nos avecinaba fuera mucho más llevadero dentro de lo cabe.

Cuando nos íbamos a ir de las piscinas camino de Ontiñena ocurrió un curioso fenómeno y es que a Silvia se le fue un poco la mano con la crema y le echó 3 o 4 kilos por la cara a Ricardo por lo que cuanto más frotaba más blanco se ponía, tanto fue así, que en un momento dado parecía el conde Drácula con sandalias o el protagonista de Powder ante el descojone general. 

Los primeros kilómetros transcurrieron por el famoso valle del silencio es decir que iban todos como pavos rellenos con sus guindas, ciruelas y carne picada por lo que bastante había con dar pedales como para cascar jajaja. Cuando hubo transcurrido una hora más o menos hicimos una primera parada técnica para recuperarnos gracias a la bebida isotónica por excelencia la cerveza. Recordad queridos niños que en este club los Aquarius y mierdas de esas al palco.

Una vez nos hidratamos correctamente gracias a nuestro coche escoba continuamos nuestro camino hacia el canto de la sierra dirección de Ontiñena. En este tramo es destacable 4 episodios: 

 1) En esta ocasión Dj Garmin (Juan el presi) no hizo caso a Dj maps (Daniel A.) y la lio un poco: Que si a derecha, que si a la izquierda, que si la masada de la Melchora patizamba, que si la balsa de Macario y la madre que lo parió. Vamos que hicimos algún kilometro extra jajaja. Dejar al puto amo de la orientación que soy yo y os llevará a la tierra prometida. 

2) Nos cayó una ligera lluvia que más que nada nos refresco, a pesar de ello corríamos como conejos no fuera a montarse la tormenta perfecta o alguna tromba de agua. Al final falsa alarma. 

3) Rubén hizo un clásico que a todo ciclista que se aprecie le ha pasado alguna vez. Hubo un parón y cuando la bicicleta iba tan lenta que tenía que parar se dio cuenta que llevaba los pies anclados a los pedales. ¡¡¡Mmmmeeeeeeeeccccc¡¡¡ ¡¡¡eeeerrrrroooooorrrrr¡¡¡ a los pocos segundos caía como un gorrino en el barro jajaja.  

4) Alejandro por momentos no tenía muy claro si hacia MTB o ciclocrós ya que igual lo veías montado que corriendo, no sé si producto de que las piernas flaqueaban o a ese sillín del amor que lo torturaba o a todo un poco probamente.  

Por fin llegamos a la ermita de San Gregorio y de nuevo para no perder las buenas costumbres decidimos hacer un parón para tomar unas birras que traían bien fresquitas con hielito y todo. Fue en este momento, al atravesar la cerveza mi gaznate cuando un pensamiento asalto mi mente: ¡¡¡Vaya banda estamos hechos¡¡¡: 

Servidor con el casco de medio lado, 3 que parecían señoritos andaluces impolutos, Otros con sandalias, a otro ya le empezaba a doler el ojal, pero el momento cumbre fue cuando Colombia se quita el casco y amanece con una manga de camiseta en la cabeza como si fuera Gracita Morales limpiando la casa o doña Rogelia. Gracias por este momento Colombia fue impagable jajaja.

Continuemos el relato que estoy agotado Diosss... Bajamos la sierra volando dirección a Ontiñena y entrabamos por la puerta del bar media hora tarde por lo que decidamente fui hacia la barra a pedir disculpas y decir que habíamos llegado, sin embargo, cuál fue mi horror que al acercarme veo a un montón de abuelos cebolleta devorando nuestra merienda como si fueran termitas. Menos mal que el dueño se portó y nos preparó una nueva meréndola que, si bien al principio la peña decía que no podía comer más comida en los platos duró cero coma. ¡¡¡Menudos triperos estamos hechos...¡¡¡. Todo muy rico la verdad. 

En un pis pas acabamos la merienda y salimos rumbo a Sena para terminar la aventura. Por el camino Daniel ya tenía el culo como la bandera de Japón y no tenía forma de poner el trasero en la bicicleta por lo que nos deleitó con un tratado sobre las causas, consecuencias y soluciones para las escoceduras de culo, todo muy bonito jajaja. Creo que no te he visto tanto tiempo encima de la bici sin sentarte bandido. ¿Gozaste?. 

Creo recordar que sobre las 21:20 más o menos llegamos a la plaza del ayuntamiento de Sena, nos hicimos la preceptiva foto y quedamos una hora después para terminar este glorioso evento con una gran cena final. 

Cual fue nuestra sorpresa cuando nos cuentan los servicios de información que ha habido varios desertores para la cena y hemos quedado la mitad, concretamente: Juan, Pelli, Armando, Alberto, Ricardo, Mari carmen, Judit y Daniel. Nos tuvimos que hacer cargo de comida para un regimiento, así que lo de “yo no he venido a comer he venido a hartame” cobró todo su sentido con el panorama que había encima de la mesa.

Tras vaciar 100 o 200 platos tuvimos que darnos por vencidos a excepción de Alberto T. que seguía comiendo como un protozoo o una cigüeña en medio de un campo recién labrado, brutal, así que ya sabéis quien se llevó el premio angrucias 2019. El año que viene lo haremos oficial con bascula y premio, al igual que una penalización para el que reciba el premio misin jajaja. 

Tras semejante bacanal nos tomamos una cuantas cañas y algún cubata los más bravos, unas cuentas historias y  escojonamientos varios y dimos por concluido este maravilloso evento que ha venido para quedarse muchos años. 

Recordad, todos los personajes y sucesos que se cuentan en esta novela están basados en hechos reales y personas de carne y hueso eso si aderezados y exagerados por la mente perturbada de un servidor. Besitos para todos y nos vemos el año que viene. 

Posdata: 
Tranquilo Ricardo que ya estas alistado para la FANEGAS 2020...jajaja. 

Pelli. 

 

Actividades verano 2019

VERANO CCSENA.

- Sábado 6 de Julio: II FANEGAS. Reglamento II Fanegas.


- Viernes 16 de agosto: Salida Nocturna. (Fotografías nocturna)


- Sábado 17 de agosto: Carreras Infantiles en las piscinas (Fotografías carreras I.)


- Sábado 7 de Septiembre: Salida recorrido largo Hozona por el monte.


- Domingo 8 de septiembre: salida familiar, recorrido Hozona hasta la Azud de Sena.

 

 

Vía Verde Albentosa-Sagunto

Como todos los años cuando los grillos cantan, las jarritas de cervezase alzan al aire y el calor aprieta de lo lindo llega la Vía verde del Club Ciclista Sena. Esté año el recorrido elegido era entre los municipios de Albentosa (Teruel) y Sagunto (Castellón) nuestro destino para pernoctar, 100 km aproximadamente y casi siempre con tendencia a bajar.

Y hasta aquí las líneas poéticas que esto parece “Platero y yo”. Vayamos al turrón.

En esta edición fuimos los siguientes elementos: Juan Badenas (El presi) al que acompañaron Laura su mujer, la nena y los malacatones para vender en la plaza, servidor Antonio Pellicer (El rodriguez), Jorge Suelves (8 horas menos en su uso horario, a su ritmo...), Daniel Nerin (American Gigolo) y David Recasens un amigo de Jorge de Zaragoza a partir de ahora conocido como José Antonio, que ¿por que José Antonio?, pues porque me pareció bien ese nombre jajaja. La verdad que no se porque le empecé a llamarle José Antonio pero él lo acepto de buen grado, le debí causar respeto al principio, aunque que me debiera pasta hasta el último momento creo que ayudó jajaja.

 

Este año la expedición partía desde diferentes puntos y horas con destino a Sagunto. El supuesto planning era el siguiente:

Juan marchaba el día de antes con toda la familia, Jorge y yo habíamos quedado el Viernes a las 13:30 h en Sena con un coche y Daniel saldría con otro coche a las 19:00 h. Si, ya se lo que estáis pensando, somos los putos amos en cuanto a la optimización de recursos, pero no es preocupéis el próximo año nos superaremos y pondremos un coche para cada persona, ¡Aquí a lo grande que somos el CCSENA¡ jajaja.

Como os acabo de comentar yo había quedado con Jorge a las 13:30 para salir, así que como ya os podéis imaginar con los antecedentes que le adornan en cuanto puntualidad que yo ya había hecho terapia una semana antes yrezado un par de rosarios para que no me diera un ataque de ansiedad con lo que me encontrara en su casa. Efectivamente no sirvieron de nada los rosarios ni la terapia jajaja.

Total que me planto con mi bici en su casa a las 13:30 h puntual como un reloj y me encuentro el siguiente panorama: Una porta bicis espiazado a medio encajar en un Audi que parecía el coche de la familia Mosnter (Ha salido bueno de cojones) y como no ni rastro de Jorge, eso si, un maravilloso whatsapp que me indica que vaya montado todo mientras come jajaja.

Desde este punto hasta que salimos de Sena a las 15:30 horas para buscar a José Antonio en Zaragoza el caos fue absoluto, por algunos momentos pensé “de aquí no salimos”.Sí, lo habéis leído bien 2 horas para montar 2 bicis. Jorge te vas superando jajaja, sinceramente pensaba tardar más.

A modo telegráfico, que si no no acabo, paso lo siguiente:

1) Llego y el porta bicis a mitad de encajar, el Audi de Cervantes como vehículo y de Jorge ni rastro.

2) Aparece Jorge y se lía a dar martillazos al porta bicis (Daniel A. te imaginas tu porta bicis en el coche jajaja como gozarías con el martillo jajaja) y me comenta que pierde algo de agua el coche. Por supuesto, decidimos que el porta bicis aunque no entrara del todo no pasaba nada y por un poquito de agua jajaja.

3) Ya habíamos medio puesto alguna bici en el coche cuando aparece la hermana de Jorge con el otro coche, un Seat León este si del siglo XXI. Decidimos cambiar de coche.

4)Montamos de nuevo las bicis en el Seat León pero no podemos montar la baca del techo.

5) Una vez montadas las bicis falta fijarlas con el último sistema en seguridad vial patentado. Las cuerdas de las ovejas jajaja. Lo cierto es que aguanto...

6) Falta la matricula que no aparece por ningún lado. Finalmente conseguimos localizarla. Ya me imaginaba en modo carrilano pintando los números a juego con las cuerdas jajaja.

7) Finalmente arrancamos y una pieza de la Baca se cae en el puente de Sariñena. Después de esto ya ni mire las bicis en todo el camino. De perdidos al rio jajaja.

Bueno en estas que llegamos dos horas tarde a recoger a José Antonio a Zaragoza, pero bueno, no importó porque era de la misma cuerda. Si ya lo dice el refrán Dios los cría y ellos se juntan jajaja.

Como guinda de pastel vamos a montar su bici en la baca del techo del coche y no engancha porque es muy grande, así que quita todas las cuerdas, saca la bici e intercámbialas. Entre pitos y flautas 1 hora y ya van 3 y pico jajaja.

 

Avancemos Dios, que esto va ser mas largo que un día un sin pan...

Bueno, el viaje trascurrió mas o menos tranquilo, José Antonio iba transpuesto en el asiento de atrás medio dormido y nosotros cascando, hasta que decidimos meternos en una estación de servicio y coño, si es que tenemos un ojo , la guardia civil parando coches en la rotonda . Suerte que estaban ocupados con otros porque ven nuestro sistema de cuerdas carrilanas y de ahí no pasamos.

Ya eran cerca de las 21:00 cuando nos presentamos en Sagunto y justo cuando aparcamos aparece Daniel con el coche. Si queridos niños, digamos que con 5 horas de ventaja sobre la hora salida llegamos a la vez.

Aparcamos pegados al hotel, así que decidí como cabeza de familia, ciertamente podía ser su padre, dirigirme a la recepción donde me encontré con un espectáculo de trucha Arco Iris de la ostia, rezumaba aceite por todos los lados, así que pagué todo el hotel y Salí corriendo a la calle. A partir de este momento me convertí en el banco de España o el prestamista de los Gipsy Kings, ya lo entenderéis.

Volvimos al hotel con todos los bultos y las bicis y no se le ocurre otra cosa a Jorge que entrar sin camisetaante lo que nuestra trucha Arco Iris se volvió totalmente loca mordiéndose el labio. Jorge se convertiría es su oscuro objeto del deseo y por las noches aullaría en celo desde lo alto de la terraza.

Después de dejar todos los trastos y las bicicletas en el hotel nos dispusimos a ir a cenar a un restaurante que había mirado, pero para nuestra desgracia se encontraba petado, así que tomamos la gran decisión de entrar a un restaurante bastante pichi que teníamos justo enfrente y que según ponía en la puerta tenía menús de 15, 30 o 38 euros.

El lugar precioso, ahora eso si, ahí no había ni Dios. Nos sentamos en una mesa con unos focos que nos abrasaban la cara, yo casi necesito after sun, suerte que me cambie de silla.A los pocos minutos una chica nos sirvió el agua y cervecita, pero no el pan aunque no dijimos nada pensando que se lo había olvidado.

En estas que se acerca el camarero y dueño del cotarro con la cartas y es entonces cuando veo la cara desencajada de mis compañeros, presa del horror, al darse cuenta que no hay menú de 15 euros por la noche. Creo que intentaron hablar, pero estaban paralizados. El dueño se puso cascar como el que lee la carta a los Efesios en misa de gallo jajaja: “Hoy tenemos tabulé a baja temperatura aderezado con verduritas de la huerta bajo un caldo rebajado de codorniz caramelizada a las finas hierbas ….” ,. Estuvo de plática unos 5 minutos sin parar mientras mis jóvenes discípulos no podían retirar la mirada del precio de carta. Una voz atronaba en sus cabezas “30 euros, 30 euros” jajaja.

Durante la cena la verdad que no paramos de reír por todo el folclore que allí se montó: Los focos abrasadores, que nos trajeron unos apoya cubiertos que alguno los miraba como el chimpancé al que le dan una pelota de tenis y que el dueño del restaurante se quedó toda la cena mirándonos de pie en la escalera cual búho en la rama vigilando a su presa. Esto se debió creo yo, que al vernos con esa facha, especialmente jorge que iba con la camiseta de regalo del Mercadona pensaría, estos cabrones me salen corriendo por la puerta.

Mención aparte merece el momento pan y bebida. Durante el trascurso de la cena nos dimos cuenta que cada trozo de pan o bebida (incluida el agua) iba aparte, así que alguno pasó con una cerveza toda la cena cual berebere en el Sahara jajaja. La verdad que daba asco verla jajaja. Por tocar un poco los huevos de vez en cuando pedía algún trocico de pan o cañita y todos me miraban como locos con los ojos inyectados en sangre jajaja. Les hacían dólares los ojos como en los dibujos animados jajaja. Al fin y al cabo, solo me debían 60 pavos cada uno del hotel y había que empezar amortizar jajaja.

Al final 32 por cabeza, pero pensándolo bienno salió tan caro, cualquier parque temático es más caro y ni de coña me lo paso mejor y además comes jajaja.

Como gesto de buena voluntad decidí pagarles una rondita de cervezas en un garito que había cerca y después de alguna coña y repasar toda la cena nos marchamos a dormir a una hora razonable, las 2 o por ahí…

De camino al hotel paré en la tienda ropa que tengo en Sagunto, parte de mi gran emporio, y que ya les había enseñado cuando íbamos de camino para el restaurante. Lo meto aquí porque paso de retocar todo el texto anterior jajaja.

 

Pasamos la noche yo en cama individual que para eso tengo canas, Daniel en el sofá cama y los dos tortolitos de José Antonio y Jorge juntos en la cama de matrimonio, con la particularidad de que el baño estaba en su habitación, así que cada dos por tres veían un baile de rabos por ahí que iban camino del servicio jajaja. ¡¡¡ Como disfrutabais piratas¡¡¡

Y por fin llegamos al sábado. Nos levantamos temprano a eso de las 06:30 horas y desayunamos las pocas provisiones que habíamos traído Jorge y yo, porque aquí los mendas de Jose Antonio y Daniel debían pensar que iban al complejo todo incluido de Cancun jajaja… Un poco de leche de arroz con galletas de chocolate y bajamos para abajo, donde a los pocos minutos apareció Juan con el taxi, metimos las bicis y marchamos para Albentosa.

Llegamos al pueblo y paramos en una casa rural que tenia bar para tomar algo y bajar algo de peso, en estas que se pone Juan blanco y se da cuenta que se ha dejado el móvil en la furgoneta que ya había marchado, así que después de llamar hasta el presidente del gobierno consiguió que volviera con el móvil. Vamos a tener que darte fósforo que te haces mayor jajaja. Ya sabes como va esto, mataste a un perro y te llamaron mataperros jajaja.

Empezamos a rodar con el fresquito de la mañana y la verdad que se iba casi toda la totalidad del camino cuesta bajo o a lo sumo en llano sobre un paisaje montañoso cubierto de pinar bastante bonito. Este año cambiamos los palos del camino por ¡¡¡ pilooónnnnn¡¡¡¡ que cada pocos metros se repetíany aunque parezca mentira no nos comimos ninguno ni nos caímos. Le hubiera dado un poco de gracia a la crónica jajaja.

Durante los 100 kilómetros podemos resaltar algunos aspectos:

Que Jorge padece de cistitis y este año va ser la nueva imagen para anunciar los pañales Indasec de Concha Velasco porque el cabrito no paraba de mear y regar todos tomillos y romeros del camino.

La bicicleta de Daniel empezó hacer ruidos y aquello parecía el colchón viejo de muelles de mi abuela. ¡Anda, en cuanto vuelvas a Sena la basura al contenedor¡ jajaja. Es lo que tienen las bicis de los chinos.

Jorge había decidido robar una frutería porque iba cargado con 10 kilos y se le caían los malacatones y las sandias del camelback. Esta figura retórica se llama hipérbole para los muchachos de la logse jajaja.

Bien avanzada la vía paramos en Altura un pueblo que tenia una piscina impresionante y como no un bar a juego, asi que decidimos repostar un poquito de birra para recuperar los organismos y continuar el camino con ánimos renovados.

Ya durante los ultimos 20 kilómetros nos pusimos en modo contrarreloj ya que a Jorge le dio por apretar y nos marcamos unos cuantos sprints especiales en cada cuesta que encontraba. ¡¡¡Aybuaaa¡¡¡ tienes que comer pocas migas y carne asada jajaja.

Cuando ya el calor empezaba a agobiar de verdad llegamos a Sagunto, Juan fue a reportar como buen hijo de Dios y los demás fuimos al hotel a ducharnos para acto seguido irnos hacia la playa donde había muchos restaurantes para comer.

Eran las 16:00 pasadas y ya estamos desesperados de que no encontrábamos ningún sitio donde comer, primero porque les parecía caro, luego porque ya empezamos a preguntar y todos tenían la cocina cerrada, pero finalmente cerca de las 17:00 y cuando José Antonio empezaba a mirarme el brazo como si de una garra de pollo fuese (lo que come este chico) a Jorge le dio por preguntar en un garito que finalmente se apiadó de nosotros.

Ya en el restaurante se unió Juan a la comida y nos sacaron un primero y una paella para compartir, la verdad que con el hambre que teníamos de buen grado nos hubiésemos arreado otra paella, sin embargo, el momento mas dramático de la comida fue cuando sirvieron una empanada a José Antonio y Jorge decidió coger unas migajas sueltas que tenia en el plato, no os podéis imaginar, se le empezaron a poner los ojos en blanco tipo la niña de exorcista y casi le clava el cuchillo en la mano. Algunos cuentan que hasta oyeron cantos satánicos. Os aseguro que este episodio está levemente adornado jajaja. El hambre que llevaba el mozo.

Después de la comida decidimos ir a la playa unos a retozar, otros a bañarse, otros a relojear y otros de todo un poco. Como Daniel y yo ya estábamos cansados de estar por la arena nos fuimos a tomar una horchata al paseo (estamos abuelos) y al rato se presentaron todos con Laura incluida que había acudido a la playa también. Nos tomamos unas cañas o mierdas varias y finalmente decidimos volver cada mochuelo a su olivo, Juan se fue para su hotel y nosotros lo mismo, eso si, como es preceptivo después de esperar a Jorge 20 minutos en el coche que había decidió comprar unas zapatillas a un mantero y hablar sobre lo humano y lo divino supongo.

Ya en el hotel nos duchamos a toda prisa porque habíamos reservado en el restaurante al que debíamos haber ido el viernes. Sin duda fue un acierto y por 20 eurillos cenamos de puta madre varios entrantes a compartir y un entrecot de órdago.

Durante la cena nos informo la camarera donde estaban los correbous y nos dispusimos a ir. Lo que encontramos allí es difícil de definir, como escenario os diría que parecía un circo romano de segunda conpalcos incluidos pero gente había por un tubo, por fuerza estaba el pueblo vació, una amalgama de pastilleros y no pastilleros que parecen pastilleros que lo flipas. Que conste que alguno parecía normal, a ver si van a venir los de Sagunto a pegarme un palizón ahora.

De todas formas, lo que más gracia me hizo fue el ritual que el 99 % de las cientos de personas que había allí hacían cuando aparecía un toro. Primero salían un par de metros de los barrotes, cuando el toro empezaba acercarse era el momento de hacer como que no andas reculando, siempre con el porte erguido y sin despeinarse eso si y por último, cuando estaba a unos 10 metros meterse dentro como si no hubiera otro día. Vamos que bajo mi punto de vista ahí se la jugaban cuatro y los demás no hacían otra cosa que molestar jajaja.De hecho pasadas unas horas volvimos al mismo sitio y estaban las mismas personas haciendo el mismo paripé como si de una ceremonia se tratase.

Como ya estábamos un poco hasta los huevos de tanto toro, especialmente yo, decidimos ir en busca de una disco móvil que habían montado en una plaza y como estábamos un poco perdidos para llegar Jorge decidió preguntar a una pareja de drogadictos que iban de pastillas hasta arriba jajaja, que ojo tiene el cabrito jajaja. Y ahí se inicio una especie de dialogo de besugos difícilmente reproducible por vía escrita, pero intentare hacer el esfuerzo:

- (Jorge) Tú de donde eres

- (drogata 1) Oye que yo soy de Zaragoza nen.

- (Jorge) Tu que vas a ser de Zaragoza.

- (drogata 1) que si pavo que he estado en Andorra, Sarrión ydos años en Zaragoza

-(drogata 2) Que si tío que hemos estado viviendo allí y en Alcorisa también (A este ya empezaba a marcársele la yugular).

- (Jorge) No conocerás a Oscar de Alcorisa (No se le ocurre otra cosa que preguntarle).

- (drogata 2) Que Oscar. ¿Perez, lopez o Martinez?. Ya el tío todo loco que no acertaba.

- (Jorge) Creo que Perez.

- (drogata 2) Si pavo uno moreno y pequeño.

- (Jorge) Si que lleva gafas

- (drogata 1 y 2) Que no tío que no lleva gafas (A uno se le salían los ojos y al otro la mandíbula).

En este momento ya decidí intervenir y decirle que nos íbamos antes que le clavara una jeringuilla en el cuello.

  • Nota de autor: Los nombres y apellidos aquí utilizados son inventados que para tanto no me da la cabeza jajaja.

Finalmente encontramos la plaza de la disco móvil, y lo que allí vimos fue un enjambre de ninos/as de 13 a 15 años vestidas de veintitantos. Estos parecían abuelos allí, pero yo era un cadáver enavanzado estado de descomposición. Vamos que si hay una redada me detienen como a los Morancos y Jesús Vazquez en el Arni.

Después de tomar unas cervezas por vergüenza y de ver una bonita pelea de niños decidimos que hasta allí habíamos llegado y que nos volvíamos para el hotel, pero mira por donde, se da cuenta Jorge que ha perdido 40 euros en los toros. Yo intente persuadirle que no hacía falta ni que se molestara en ir, porque haciendo un símil viendo el perfil de gente, cuando se le cayeron los billetes al suelo fue como cuando en la Plaza del Pilar echas unas migas de pan y acuden las palomas todas locas, ahora vas y le dices a las palomas que te devuelvan el pan jajaja.

Tozudo de él tuvimos que volver a la plaza en busca de los billetes perdidos. La imagen era la de un hombre con la cabeza gacha como el que ha perdido las lentillas y barriendo el suelo con el pie, lamentable. Cuando por fin se dio por vencido después de media hora más o menos marchamos para casa aunque antes, había montado otro espectáculo pidiendo cubatas gratis a unos pordioseros que iban con un carro. La respuesta fue no jajaja.

Eran las 3 y pico de la mañana cuando nos acostamos en el hotel. La vía verde estaba sentenciada.

Al día siguiente medio doblados, nos levantamos a eso de las 11 y marchamos para casa. Hicimos una parada en el Mac Donald´s o Mac fiemo, como lo queráis llamar, para desayunar algo.

Aprovechamos que pasaba “la baja” por Teruel para ver unos cuantos coches y luego continuamos al camino hasta parar en una estación de servicio a comer unos bocatas. No tuve más remedio que hacer un “simpa” porque cuando le quise pagar al camarero no me hacía ni puto caso, así que con todo el dolor de mi corazón marchamos.

Aquí ya nos separamos, Daniel tiró para Sena, y yo, Jorge y José Antonio fuimos para Nuez de Ebro a dejar a este último. Una vez llegamos a Nuez, la madre de José Antonio nos invitó a unas cervecitas y dulces, y Jorge y José Antonio me deleitaron con un concurso de dominadas, lamentable…jajaja.

Llegamos a Sena a eso de las 17:00, descargamos las bicis y listo. Todo estaba consumado.

Fin.

Pelli.

 

Crónica de la Fanegas 2018

Suena el despertador , abro lo ojos, 7:30 H. de la mañana, me desperezo y por fin soy consciente de que ha llegado el día tan esperado como temido: El día de la Fanegas y su lema  retumba una y otra vez  en mi cabeza “Pedalea, Mastica o Revienta” “Pedalea, Mastica o Revienta”..., trago saliva pero como buen Espartano me enfundo en el traje de ciclista y bajo a desayunar un copioso desayuno  a base de un kiwi y una triste manzana previniendo la tormenta perfecta que se avecinaba sobre nuestros estómagos. 

Me presento en la plaza del ayuntamiento y ¡coño que sorpresa¡ soy el primero en llegar o no... Un curioso personaje está sentado en el banco y va de ciclista, mi cerebro privilegiado empieza atar cabos y llega la conclusión de que tenemos chico nuevo en la oficina pero no se llama Farala ni es  divina, se llama Tony y es de Escatrón. Hacemos la presentación oficial e intercambiamos banderines de ambos clubs. 

Bueno os pongo en situación, Tony es un fenómeno de la naturaleza residente en Escatrón al que llegaron a sus oídos vía Facebook la noticia de que en Sena se iba a celebrar la “Fanegas 2018” un evento gastro-ciclista con paradas en diferentes municipios para tripear como haraganes y de vez en cuando dar algún pedal hasta completar los 100 km. El caso es que ni corto ni perezoso se apuntó mandándonos un correo y fiel a su palabra se presento el día y la hora convenida. 

Solo los mas bravos y aquellos llamados para la gloria acudieron a nuestra llamada: Servidor o pelli, Juan Badenas, Jorge Suelves (te ha salido bueno el casco) , Daniel Nerin , Ricardo Palacín (Nuestro Jesucristo particular que pedalea con sandalias...), Mari Carmen Almerge, Daniel Ardanuy, Judith (Coche escoba y nuestro pequeño oasis particular con aguica, hielo y cervecita fresca), Jesús Aineto (Como la próxima vez no vengas con el maillot de club castración) , Pablo Palacin y como no nuestra estrella invitada Tony Las Vegas del Club Ciclista Escatron. 

 

Antes de salir y fiel a la cita Jorge Suelves aparece con las ruedas por los suelos y hay que esperar a  hincharlas, al presi se le lee en la mirada : “A este tío lo voy a matar” jajaja. Salimos de Sena a las 8:30 h aproximadamente y los primeros kilómetros trascurren rápidos con el fresco de la mañana y con los chascarrillos habituales de ciclista: Yo no entreno, este año flojo, la abuela fuma... Poco a  poco empezamos a subir la sierra de Jubierre y la gotas que ahora son  sudor y pronto serán de cerveza empiezan a brotar de nuestros apolíneos cuerpos. Finalmente todos conseguimos cumbrear la sierra y nos dirigimos hacia nuestra primera parada para almorzar. 

Castejón de Monegros (El almuerzo-Restaurante la Chipranera) 

Ya con la gana hecha nos sentamos a almorzar un plato con sus dos huevos fritos, patatas, un trozo de chorizo y longaniza, otro de panceta y como no unas cuantas botellas de vínico con gaseosa y café eso si todo sufragado por las doloridas arcas del Club Ciclista Sena. 

En estas que estamos pidiendo los cafes y alguno suelta alguna parida de que quiere un cubata o algo similar y digo yo de coña “y un chupito de hiervas” a lo que el camarero cual putilla de monte se lo apunta en la libreta y me amanece con los cafes y el vaso de tubo con el licor para servidor, así que le digo “jodo amigo lo has cogido al vuelo” ante el escojone general de la peña. 

 

La Almolda (El vermú – 2 cañas) 

Tras una buena sobremesa marchamos destino a nuestra siguiente parada La Almolda apenas unos pocos kilómetros si no fuera porque algunos decidieron subir a las antenas del municipio que se encuentran en lo alto del monte... ¿Que se les perdería por allí?... El resto con todo el dolor de nuestro corazón decidimos ir al bar de la Almolda a beber un poco de zumo de cebada.  

A los pocos minutos aparecieron nuestros intrépidos compañeros (Juan, Jorge, Jesús, Pablo y Daniel Nerin) y juntos nos tomamos las 2 cervezas estipuladas en el reglamento eso si con alguna cerveza con limón y Coca Cola que se escapo por allí … Se dice el pecado pero no el pecador. 

 

Bujaraloz (La comida - El Español (bufé libre ) ) 

Avancemos en nuestro relato. Salimos de La Almolda con destino a la ascensión del puerto más duro de la jornada el bufé libre del restaurante “El Español” al menos para nuestros doloridos abdominales... Nos presentamos en Bujaraloz a eso de las 13:30 y con 50 km aproximadamente.  

Dado que el calor por aquel entonces empezaba hacer mella nos refugiamos en la terraza del Español a tomar otra cañita para no perder las buenas costumbres... Cerca de las 14:00 decidimos pasar y la verdad que fue como entrar en el paraíso: El aire acondicionado era media vida, nos atendieron divinamente y ante nosotros se presentaba un buffet impresionante con fuente de chocolate incluida. Simplemente espectacular. 

Alguno yo creo que pensó que solo podía hacer un viaje a la comida porque traían unos platos a carambullo que aquello no era normal y otros se pusieron tantos macarrones que ya no pudieron comer otra cosa , ¡Ayyy señor que paciencia¡. 

En estas que ya con la comida hasta el garganchón decidimos ir como marqueses a las piscinas de Bujaraloz donde nos dimos un baño y una buena siesta a la sombra que nos arreglo el cuerpo excepto tony que decidió tomarse alguna cevercita más. 

Era la hora de volver a pedalear y el calor apretaba de lo lindo. Nos dirigimos dirección a Peñalba guiados por DJ Garmin (Juan B.) y DJ Maps (Daniel A.), aquello parecía “matrimoniadas”, que si para la izquierda que si para la derecha jajaja... para luego empezar  una subida sin mucho desnivel pero muy larga que nos llevaría hasta el canto de la Sierra de Ontiñena y ya solo bajar al pueblo para merendar.  

A ratos se podían escuchar los grillos porque entre calor, la subida y la tripera llena allí no cascaba ni Dios jajaja, luego poco a poco se fue animando la gente y pronto empezaron los chascarrillos y las bromas ayudado también por los pequeños avituallamientos que hicimos a las sombra de algunos pinos y donde tomamos bebidas isotonicas y powerade como podéis ver en la foto... Que por cierto ¡¡¡Dios que bien entraron¡¡¡.  Suerte que Judith había cargado el coche escoba de hielo, agua y “bebidas isotónicas”... 

Durante la bajada pues lo típico a uno le posee el espíritu de Indurain, otro se cree el primo de Perico Delgadoy así con todos, ¡vamos¡ que a toda pastilla llegamos hasta Ontiñena con alguna meta volante y sprint especial incluidos... 

Ontiñena – La merienda 

Una vez en Ontiñena decidimos ir a las piscinas a tomar la merienda pero la verdad que entre que parecíamos que llevábamos un embarazo de 9 meses y que tampoco tenían gran cosa decidimos tomar unas cervecitas y olivas. Para el año que viene a este tema de la merienda habrá que darle una vuelta para perfeccionarlo aunque ya tengo alguna idea a modo de picnic gourmet. 

Se empezaba a hacer de noche así que decidimos salir para Sena rodando por el canto del río. Ya quedaba poco, apenas una decena de kilómetros para llegar a la patria y todos con ganas de parar y reposar nuestros exhaustos organismos producto de los hartazones, el calor y el paso de los kilómetros. La gloria nos esperaba (Hay que meterle algo de épica al relato).  

 

Sena – La cena 

Ahí estaba Sena ¡ALELUYA, ALELUYA, ALEEEEEELUYAAA¡, al final 100 km. Nos dirigimos a las piscinas y ya entre unas cuentas cañas y risas repasamos toda la jornada con la satisfacción de haber terminado la Fanegas, ¿Terminado? Pues no, aun quedaba la cena así que nos fuimos para casa a cambiar excepto Tony que se quedo en las piscinas ya duchadito hablando con los oriundos de la zona. 

Poco a poco fuimos llegando todos y ya pues lo típico: Unas cañitas, tertulia variada y nos sentamos a cenar. Había tres elaboraciones temáticas a elegir entre china, americana o mexicana, lo  cierto es que con cada bocado por más que cerraba  los ojos yo seguía en Sena con las jinestras y los sisallos y no en la China, a buen entendedor pocas palabras bastan jajaja. 

Todo trascurría con normalidad hasta que de repente se monto la tormenta perfecta encima de nuestras  cabezas, el resto de gente comenzó a meter las mesas debajo del porche pero nosotros no que para eso somos de Bilbao. Algunos decíamos “nada, esto cuatro gotas”, “mucho ruido y nada”, la madre que lo parió cuatro gotas, suerte que segundos antes de que cayera la mundial cogimos la mesa y nos refugiamos debajo del porche . 

A partir de este momento mis recuerdos se diluyen entre cañas y gin tonics pero bueno lo que si recuerdo es que me lo pase muy bien porque no paré de reír... Al final quedamos los últimos de Filipinas como siempre jajaja Jorge, Judith, Daniel A., Juan que estaba de rodriguez (Como se nota que has aprendido del maestro) y Tony  sin duda la sensación de la Fanegas al esperamos al año que viene con los brazos abiertos y no las piernas y eso si amenazamos con hacer antes una incursión por Escatrón siempre y cuando la mujer no te matara y continúes vivo jajaja... 

 

Como resumen diré que el formato sin duda es un acierto y que cuando a esto se le suma que vas con gente divertida y con ilusión pues todo se junta para que sea un día excepcional y una jornada cargada de risas y buenos momentos.  

 y nada, aquí termina la crónica de este humilde vividor no por vago si no por vivir bien y se despide de todos vosotros hasta la próxima Fanegas 2019 o próximas aventuras. 

Pelli. 

TODAS LAS FOTOS

 

“LARGA VIDA A LA FANEGAS, AL PAN, LA LECHE, EL BUTANO Y LAS PATATAS MATUTANO” 

 

FANEGAS 2018. ¡¡¡ Pedalea, mastica o revienta¡¡¡

 

Como podeís ver este evento es un tanto especial , se trata de combinar un buen día en bici con unas buenas comilonas y lo mas importante, no parar de reir durante los 93 Km de la misma .

En el siguiente reglemento podeis ver en detalle en que consiste y como inscribirse en esta prestigiosa y selecta prueba.

La fecha tope para la inscripción es el 04/07/2018 o cuando se ocupen las 25 plazas.

 

Reglamento Fanegas

 

¡¡¡ Pedalea, mastica o revienta¡¡¡

 

Trotamons 2018 - 07/04/2018

A pesar de que las predicciones meteorológicas daban mucha agua, el tiempo nos respeto y se pudo celebrar una nueva edición de la Trotamons. Ahí estuvimos los chicos del CCSENA dandolo todo. Podeis ver aquí algunas de las fotos.